¿Quién debería considerar la opción de sedación?


¿El miedo al dentista o una mala experiencia previa le impide programar una visita dental? Ofrecemos tres tipos de sedación para tranquilizar incluso a los pacientes más fóbicos … ¡puede ser tan fácil como dormir durante su visita dental! Consulte con nosotros antes de su cita y considere cuidadosamente su historial médico y su estado de salud actual. Con estos factores en mente, su médico puede ayudarlo a encontrar el nivel de sedación que funcione mejor para usted.


Tal vez usted desee considerar la sedación si:

  • Tiene miedo o ansiedad por el tratamiento dental y los instrumentos dentales
  • Los anestésicos locales no tienen un efecto adormecedor en usted
  • Tiene un reflejo nauseoso sensible
  • Sufre de algún problema de salud, como dolor de cuello o espalda, que podría causar molestias mientras está sentado en la silla del dentista.

* Recuerde tener a un amigo o familiar con usted el día de su cita para llevarlo a casa.

IV Sedación:

El anestesiólogo dental de confianza, el Dr. Erik Winn, realiza una sedación consciente, segura y confiable. Realmente puede hacer que cualquier visita sea agradable.

No solo los pacientes con ansiedad pueden beneficiarse. Si tiene un reflejo nauseoso sensible, sufre dolor de cuello o espalda, o tiene TMD (u otro trastorno neuromuscular), la sedación consciente IV también puede ser adecuada para usted.

La sedación intravenosa puede brindarle la confianza que necesita para obtener los procedimientos dentales necesarios o electivos sin sentir el miedo que generalmente le impide hacerlo.

Sedación Consciente Oral


La sedación consciente oral es el uso de medicamentos orales en combinación con óxido nitroso para lograr un nivel apropiado de relajación para que pueda recibir con calma la atención dental que necesita. Todo el proceso es simple y cómodo. Su médico le aconsejará cuándo debe tomar el medicamento (generalmente la noche anterior a su cita dental). Acompañado de un amigo o familiar responsable, llegará a nuestra oficina más descansado y relajado. Si es necesario, se administrará óxido nitroso para relajarlo aún más durante la cita, y un equipo de odontólogos expertos en sedación controlará sus signos vitales durante el procedimiento. Su amigo o familiar lo acompañará a su casa una vez que haya completado su trabajo dental. Los efectos del sedante deberían desaparecer al día siguiente. Es aconsejable que un amigo o familiar se quede con usted hasta que el medicamento desaparezca.

Aunque sus procedimientos dentales pueden tomar horas, puede sentir que solo toman minutos. Algunos pacientes se relajan tanto que se duermen en la silla del dentista. Los medicamentos de sedación tienen un efecto amnésico, por lo que tendrá pocos recuerdos de la visita, si es que tiene alguno.

La sedación oral consciente puede brindarle la tranquilidad que necesita para someterse a un trabajo dental. Puede disfrutar de una mejor salud general, una mejor imagen de sí mismo y una mejor calidad de vida con una sonrisa saludable y hermosa.

Nitroso

También llamado gas de la risa, el óxido nitroso es un sedante suave que promueve una experiencia libre de estrés. Los pacientes inhalan óxido nitroso a través de una máscara de la nariz. El médico controlará la cantidad de óxido nitroso que recibe para garantizar su comodidad y seguridad. Comenzará a relajarse y no sentir el dolor, por lo cual los médicos pueden realizar tratamientos mientras usted se sienta cómodo. El óxido nitroso es seguro para pacientes de todas las edades, y sus efectos disminuyen de inmediato para que pueda disfrutar de las actividades habituales después de salir del consultorio dental.